Mensaje de los prisioneros palestinos enfermos detenidos en las cárceles del ocupante sionista, dirigido a las asociaciones de Derechos Humanos y a todos los hombres y mujeres libres del mundo.

Sentimos el peligro que amenaza nuestras vidas, día tras día, hora tras hora, en las cárceles de la entidad sionista debido al hecho de la propagación del coronavirus dentro de las mismas. Estamos bien informados de las medidas tomadas para toda la población por el gobierno de la entidad sionista y por el conjunto de gobernantes del mundo para mitigar la propagación de la epidemia, pero al mismo tiempo nosotros no vemos tomar medidas destinadas a responder a nuestras serias y legítimas preocupaciones frente al avance de esta epidemia.

Si la epidemia se propaga en las prisiones, ¿cuáles son las medidas concretas tomadas por la administración penitenciaria para remediar esta situación? Nosotros no obtenemos por parte de esta administración más que palabras. Esta situación es más alarmante teniendo en cuenta que son numerosos los detenidos que sufren problemas de salud muy serios, enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes, u otras enfermedades crónicas graves.

En esta urgencia humanitaria y sanitaria en la que nos encontramos, dirigimos este llamamiento al mundo entero y a todos los defensores de los Derechos Humanos. Reclamamos la atención médica necesaria mientras que la enfermedad amenace cada día nuestras vidas. Porque vemos que sufrimos la negligencia médica y recibimos nuestros tratamientos con mucho retraso. Muchos de nuestros compañeros han muerto ya o están en peligro de muerte a causa de esta negligencia.

Todo esto tiene lugar en el momento en el que las autoridades sanitarias sionistas se muestran incapaces para hacer frente al número cada vez mayor de personas infectadas por el coronavirus. Nuestra única vía de salvación y nuestra única esperanza es la detención de esta pandemia y esto pasa, evidentemente, por la urgencia de la instauración de procedimientos de prevención e higiene, mientras que hoy, la administración penitenciaria sionista no nos abastece de ningún material en este sentido; no tenemos derecho a ningún utensilio esterilizado y aún menos a mascarillas ni guantes.

Nada de esto. El único contacto que tenemos con el mundo exterior es el de nuestros carceleros que no toman ninguna protección para evitar contaminarnos. Mientras que entre ellos sí guardan las distancias reglamentarias y en su caso sí pueden procurarse los tratamientos necesarios.

Consideramos responsables de esta situación alarmante al gobierno de la ocupación sionista, a la administración penitenciaria, a todos los que hablan, sólo hablan, de los Derechos Humanos.

A todos las personas libres del mundo entero, nosotros pedimos: No nos dejéis morir en las camas de las celdas mientras que la epidemia se propaga y nadie reacciona para protegernos y evitar que muramos. Lanzamos este grito de alarma al mundo entero por la urgencia de nuestra situación.

DESCARGAR DOSSIER MUJERES PALESTINAS ENCARCELADAS

Comité de prisioneros palestinos por la defensa de los Derechos Humanos

El número de los enfermos es muy superior a los casos que mencionamos. He aquí algunos nombres de prisioneros enfermos:

• Moatasim RADDAD: cáncer de intestino e inmunidad muy debilitada.

• KHALED AL-SHAWISH: inmobilizado; orina a través de una bolsa externa; sufre de colesterol muy alto; alergias en la sangre. 

• MOUQUADI MANSOUR: inmobilizado; estómago plástico; orina a través de una bolsa externa.

• KAMAL ABU WAER: cáncer de garganta y dificultades respiratorias.

• AHMED SAADAH : accidente cerebrovascular.

• WALID DAQQA: diversas enfermedades; infección de la sangre, dificultades respiratorias, cáncer tratado con quimioterapia.

• SAADI ALGARABLY: infección aguda de próstata, hipertensión, diabetes y varias enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

• ZAAMIL CHALOUF: trastorno grave de las funciones cardíacas: su corazón funciona gracias a un marcapasos; dificultades para respirar.

• MIQQDAD AL-HAYED: lesión en el lóbulo izquierdo del cerebro; dificultades respiratorias y enfermedades del sistema digestivo.

• KHALIL MUSLIM BURAQAA: anomalías respiratorias y pulmonares • Alaa IBRAHIM ALI: sufre de tuberculosis; problemas respiratorios y digestivos.

• AYMAN HASSAN al-KURD: parálisis de la parte inferior del cuerpo y trastorno del sistema nervioso y digestivo.

• SALEH DAWOUD: sufre de epilepsia y problemas respiratorios.

• MUHAMMED JABR Al-HOROUB: hepatitis grave como resultado de negligencia médica.

• RAED AL-HOTARY : problemas respiratorios, migrañas y gota.

• HAMZA AL-KALOUTI : gota ; infecciones intestinales y dificultad para respirar.

• IBRAHIM ISSA ABEDA: enfermedad nerviosa y gota.

• AZZEDDIN KARAJE: respiración artificial.

• MUTAWAKIL RADWAN: coágulos de sangre; problemas respiratorios.

• OSAMA ABU AL-ASSAL: anomalías del sistema respiratorio y ataques cardíacos recurrentes.

• KHALIL ABU NIMEH: problemas respiratorios.

• FAWAZ BAARA: tumor cerebral y desmayo recurrente.

• MAHMOUD ABU KHARABESH: crisis respiratorias.

• FOUAD al-SHOBAKI: enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

• ABDEL MOEZ Al-JAABA: ictus y colesterol.

• NASRI ASSI: problema de tiroides.

• MAHMOUD AL-TANANI : diabetes, presión arterial alta, colesterol, problemas renales y otras enfermedades.

• AHMED OBAID: coágulos en las piernas; presión arterial alta y colesterol.

• MWAFAK AL-AROUQ: cáncer de intestino.

• IBRAHIM ABUMAKH: leucemia.

• MUSSA SOUFAN: neumonía.

• ISRAA JAABEES: quemaduras en todo el cuerpo y amputaciones de los dedos.

• YOUSSED ISKAF: problemas cardíacos.

• NABIL HARB: intestinos de plástico.

• YOURY Al-MASRY: inflamación de las glándulas.

Fuente: Plataforma de Solidaridad con Palestina de Sevilla

Radio Online

Revista "Puerta de Purchena"

¡Descárgate la aplicación!

Facebook



LOWE CREATIONS